viernes, 19 de julio de 2013

ASCENSIÓN AL VIZCODILLO

Hace ya más de 10 años que en el puente de diciembre estuve con Kote en su pueblo Ferreras de Abajo para en aquel entonces subir a Peña Trevinca , techo de Zamora y Orense, y así ir completando las cimas más altas de todas las provincias, que venían pormenorizadas en el libro Techos de España de la editorial Desnivel. Con los años mirando ediciones posteriores ví que algunas cimas habían cambiado por caprichos de la topografía. En este caso Peña Trevinca con sus 2127 m. seguía siendo la más alta de Zamora, pero esto no había sido siempre así ya que anteriormente se había considerado al Vizcodillo con 2123 m el techo de Zamora.
En aquel puente de diciembre del 2001 de recuerdo imborrable también subimos al Teleno de 2188, este ya en León. Para llegar hasta él había que atravesar la Sierra de la Cabrera por un puerto de montaña entre la localidad zamorana de Escuredo y la leonesa de Truchillas. Desde aquí la ascensión al Vizcodillo era una fácil excursión por la cuerda de la sierra.


Este invierno al pasar por la zona de Puebla de Sanabria siempre me decía a mi mismo que habría que subirlo. Me documente en algún libro y con algún compañero y un sábado por la mañana después de haber trabajado de noche me fui para allá.
Dejé el coche en el puerto del Peñon a 1840 m. Desde aquí una pequeña senda recorre la cuerda de la sierra hasta llegar a la cumbre del Vizcodillo, pasando por su antecima algún metro inferior a éste.Desde aquí las vistas alcanzan la cordillera Cantábrica por el norte, toda la comarca de Sanabria y la Carballeda al sur, sierras de Galicia y Portugal, la Cabrera, el Teleno, la meseta...y no sé si en los días claros de invierno se verá el sistema Central.


Otro atractivo de la zona es la laguna de Truchillas a la que no llegué pero si pude divisarla tras descender desde la cima algunos metros dirección Este. En la época de la ascensión todo el brezal de la zona estaba en flor creando un bonito tapiz amarillo y violeta. Debido a los fuerte vientos que azotan toda la cuerda las escobas no son muy altas cosa que se agradece bastante. En invierno, he se forman muchas placas de hielo por lo que los crampones son del todo necesarios.
En el libro marcaban 1h 30 min de ascensión, yo llegue en 50 minutos a ritmo rápido.El próximo objetivo es animarme a subir corriendo un día.

 

1 comentario:

Angel Garcia - Lilloman dijo...

Gracias por compartirlo, Isma. Yo no conocía el lugar... ¡A por otras tantas cumbres!, ya quedan menos.
Salu2.