domingo, 22 de julio de 2012

EL TORMAL Y EL PASTOR


Cuando llegas a Barco de Ávila desde Piedrahita a la izquierda llama la atención una montaña de cumbre amplia y redondeada. Si  investigamos un poco más veremos que se encuentra en la cuerda divisoria entre la garganta de los Caballeros y la de Bohoyo. Su vertiente oeste es realmente escarpada en su parte más alta y el pueblo de Navalonguilla descansa a su falda. Tiene dos vértices principales, el más alto de 2103 m y con hito geodésico, en medio de la amplia loma y otro de 2086 m con un hito de piedras en el borde mismo de la vertiginosa caída hacia el oeste.

La vertiginosa ladera oeste
                                                                            
Hace 15 días lleve a mi hija Mónica al camping que hay entre Navalguijo y Navalonguilla y pusimos la tienda con la puerta hacia el este e irremediablemente al salir de la tienda se veía su silueta. Decidido, alguna vez había oído hablar del Pastor y el Tormal así que ya era hora de subirlo.
Este domingo después de intentar reclutar algún compañero y fracasar me fui para Navalonguilla bien prontito. Aparqué el coche en la ermita de  Nuestra Señota de los Leones y tras comprobar que no llevaba el track empecé a subir guiado por mi intuición, pista de hormigón, de tierra, vereda, hasta llegar a una fuente con pilón en el que pierdo la vereda y comienza el piornin y el risquin, de repente vuelvo a encontrar la vereda de abajo, amplia y con hitos, que torpe…
La vereda sube sabiamente trazando amplias zetas y ganando altura rápidamente hasta llegar a una portera metálica que hay que esquivar saltando la pared de piedra. Comienza una zona de prados y más limpia de matorral. La senda continúa a media ladera sobre un pequeño valle con  prados con algún chozo. Al fondo hacia el este veo un collado y a pesar de intuir que la cumbre está hacia la izquierda (norte) sigo hasta el collado desde el cual tenemos una buena vista de la garganta de Bohoyo antes de su giro hacia el norte y de las cumbres más altas del Macizo central. En el collado del Sillado me encuentro con la pared que divide los términos de Bohoyo y Navalonguilla. A lo lejos veo los enormes  hitos que jalonan el camino de la Guía, camino tradicional que usaban los habitantes de ambas vertientes de la sierra para comunicarse y contrabandear.
Desde aquí voy ascendiendo por la ladera en busca del vértice, esquivando los piornos que aquí ya tienen un porte menor, me encuentro antes con el hito de piedra del Tormal, me asomo a la vertiginosa ladera oeste y continuo hacia el ya  cercano vértice geodésico del Pastor. Las vistas magnificas hacia todas las vertientes, me llama la atención el magnifico porte de los Pelaos encima de Navalguijo.

Vistas hacia la garganta de Bohoyo y las cumbres más altas del macizo central
           
Vista de los Pelaos
             
Empiezo a descender por la vertiente norte, no sé si no lo localizo alguna vereda  pero bajo por una pedrera y un piornal que es mejor olvidar hasta unos prados en los las ortigas acaban de rematarme. Llego a una pista de tierra que más tarde se convierte en hormigón y que tengo que abandonar por otra de tierra para llegar al coche.


4 comentarios:

Angel Garcia - Lilloman dijo...

Genial actividad, Isma.
Y por unos parajes que no suele acercarse mucha gente.
¡Eres un fenómeno! y un gran conocedor de la sierra de Ávila.
Un abrazo y a seguir con las actividades.
Lillo.

Anónimo dijo...

Buena actividad, y seguro que una zona bien tranquilita. ;-)

ISMAEL RUBIO RODRÍGUEZ dijo...

Siempre es placentero andar por zonas en que se disfruta de esa ansiada tranquilidad que por cierto, en Gredos son abundantísimas evitando un par de zonas...
Un abrazo y ¿hasta el domingo?

Angel Garcia - Lilloman dijo...

Cierto, amigo Isma... Por Gredos, si evitas la zona del Circo (y su laguna y su Almanzor), o la zona de Galayos y el Morezón, lo demás suele ser un buen remanso de paz...

Pues sí, si todo va como debiera, nos veremos este domingo por Alaraz con la BTT...

Salu2.