lunes, 15 de febrero de 2010

PEÑALARA

La verdad es que tampoco esta tan lejos, pero también es verdad que Gredos esta más cerca, y además, que no me oiga nadie, yo creo que Gredos es más bonito…o al menos eso me parece a mi. Pero tampoco es sólo una cuestión estética, supongo que influirá además de lo sentimental, que por muy bonita que seas el estar a 60 kms de una urbe de 5 millones de habitantes no es fácil, y el tener las laderas llenas de arrastres, telesillas, carreteras, trenes, aparcamientos con gorrillas, trineos, plásticos para el culo…no te digo nada…pero también tiene la suerte de ser el escenario de los sueños e ilusiones de toda esa gente que los fines de semana abarrota sus pistas, sendas, veredas y tubos…en definitiva reflejo de una gran ciudad, con todo tipo de gente y montañeros, desde el novato que va en pantalón vaquero y sin crampones hasta los más elitistas que visten, calzan y poseen lo último de lo último aunque sus pretensiones no pasen de subir a Peñalara por la cuerda aunque sea encordados, a mitad de camino el montañero medio con su equipo de toda la vida con más o menos pretensiones y otros tantos con lo último de lo último pero con la necesidad de llevarlo…


Guadarrama, afortunada o desafortunada, he ahí un a reflexión, lo que si hay que obviar es la indiscutible influencia que tuvo no sólo en el desarrollo del amor por la montaña en este país si no en la conservación de los espacios naturales y como inspiración para una generación de escritores que pasaron a la posteridad como generación del 98, y para todos aquellos que formaron parte de una manera u otra de la Institución Libre de Enseñanza de Giner de los Ríos.

¿Eres tú Guadarrama, viejo amigo,
la sierra gris y blanca,
la sierra de mis tardes madrileñas
que yo veía en el azul pintada?
Por tus barrancos hondos,
bajo el asombro de tus cumbres agrias,
mil Guadarramas y mil soles llegan
caminando, conmigo, a tus entrañas.

El que para mí ha sido el poeta de Castilla, Antonio Machado, escribió estos versos tras una excursión por la sierra camino de Valsain.


Nosotros con un poco menos de romanticismo llegamos al aparcamiento de Cotos a las 9 de la mañana, con intención de conocer la sierra y subir a su cota más alta, Peñalara, 2430 m., y techo de la provincias de Madrid y Segovia . Jesús y yo llegamos subiendo al Puerto de Cotos desde Navacerrada y Josean desde Rascafría. Aquello es abrumador, la plataforma de Gredos es una minucia incluso un fin de semana de agosto con lo que hay aquí.

Llevamos el track, pero no hace falta, los puntos son los cientos de montañeros que suben para arriba, entre pinos avanza el camino, de lo que más tarde sabré que era otra estación de esquí, al menos han tenido la decencia de retirar los telesillas y demás… al salir de los pinos en franca subida, ya vemos la cima de Peñalara, por la izquierda, el camino sigue ascendiendo y a derecha queda la zona del Zabala, las lagunas de Peñalara y el acceso a los famosos tubos.

Llevamos los crampones puestos casi desde abajo, hay una fina capa de nieve reciente encima de otra ya trasformada. A nuestra espalda queda la Cuerda Larga, con la inconfundible Bola del Mundo y las Cabezas de Hierro.


Alcanzamos la cuerda donde se encuentra Peñalara, al norte se abre la meseta con la ciudad de Segovia en primer plano y el inmenso horizonte al fondo, al este continua la Sierra de Guadarrama y a sus pies el valle del Lozoya con sus embalses, adivinamos a lo lejos Somosierra y la Sierra de Ayllón. Al oeste identificamos Gredos, y a partir de aquí la Serrota, el Zapatero, la Sierra de Ávila e incluso los cerros de Solana…


Estamos en la Hermana Menor, tan sólo nos queda recorrer la ancha cuerda, que primero nos llevará hasta la Hermana Mayor antes de coronar la cima de Guadarrama. Llegamos a la cumbre, al otro lado está el Risco de los Claveles y por el sur llegan los que van ascendiendo por los tubos, alguno de ellos bastante inclinado y con repisas en la salida. Ya tenemos dos excusas para volver…es lo bueno de esto. Arriba las fotos de rigor junto al vértice que se nos sincera para decirnos de dónde ha soplado el viento los últimos días. El descenso por el mismo sitio en el seno de un numeroso pelotón hasta el Puerto de Cotos, donde ahora si cabe hay más gente todavía. El recorrido entero son 11,5 kms. y 600 metros de desnivel positivo acumulado, que hacemos tranquilamente en poco más de 3 horas.



PEÑALARA

Click para ver más fotos

5 comentarios:

Lilloman dijo...

Isma, bonito post, sí señor.
Enhorabuena por la ruta; una zona bonita, pero, como bien dices, normalmente con mucho público. ¡Y es que en Madrid hay mucho de todo!
Yo también prefiero Gredos... Cuestión de gustos.
Un abrazo y gracias por compartirlo.
Lillo.
www.clubsalandar.com

ISMAEL RUBIO RODRÍGUEZ dijo...

Gracias por interesarte, ya veo que vosotros seguís dándole fuerte a todo, yo estoy de guardia los fines de semana, pero algo me escapo...a ver si esta semana el frio nos deja entrenar...
un abrazo

Pepe dijo...

Te veo muy bien, sigues ahí al pie del cañon, yo estoy empezando ahora a hacer algo...que ya iba siendo hora, y por cierto yo tambien prefiero Gredos, me encantan sus agrestes aristas y afiladas agujas de granito. ;-)
Saludos.

Jairo dijo...

Muy buena ruta compañero

Y totalmente de acuerdo contigo en todo lo que dices al principio y eso que no conozco Guadarrama, pero es que Gredos es mucho Gredos jeje

un saludo

Asun dijo...

buenas noches acabo de ver tu blog y decirte q tienes fotos espectaculares. Un saludo desde cadiz